Un apósito es una almohadilla o compresa estéril que se coloca en una laceración para iniciar la cicatrización y preservar la herida.

 

La fórmula de uso parte por el contacto con la herida, en vez de la del vendaje, que mantiene el apósito en su lugar. Hoy en día suelen ser autoadhesivos.

 

Según su utilización, podemos clasificarlos en cuanto al tipo, gravedad o lugar de la herida. El objetivo final es:

·        Ayudar a parar un sangrado.

·        Proteger contra gérmenes.

·        Absorber la secreción.

·        Disminuir el dolor.

·        Desbridar la laceración.

·        Ayudar a la cicatrización.

 

Múltiples estudios desde mitad del siglo XX, mostraban la mejora en el tratamiento de heridas gracias a los apósitos, con consecuencias óptimas de rapidez y cuidado de las infecciones. Se suele denominar “cura en ambiente húmedo” o CAH, cuyas características principales son:

·        Inflamación menor y en menos tiempo.

·        Mejora en las defensas del cuerpo humano.

·        Mejora más rápida de la herida.

 

De esta manera, la forma de tratar lesiones en la piel ha cambiado a lo largo del tiempo y es por estas razones que es preferible el uso de apósitos a dejar al aire las heridas. Así, la industria ha cambiado los parámetros de fabricación y ha desarrollado múltiples productos que benefician el tratamiento.

Vamos a ver conocer dicha tipología y su uso terapéutico:

POLIURETANOS

Composición o Base y Presentación: Lámina o película plástica fina de poliuretano adhesivo.

Indicaciones: Heridas o úlceras superficiales en fase de epitelización. Protección de zonas de riesgo de desarrollo de úlceras.

ESPUMAS DE POLIURETANO

Composición o Base y Presentación: Hay varias presentaciones (hidropoliméricos, hidrocelulares, etc.)

Indicaciones: Úlceras de presión o vasculares de grados II-III ó IV de media o alta exudación.

HIDROGELES

Composición o Base: Fundamentalmente agua más sistemas microcristalinos de polisacáridos y polímeros sintéticos muy absorbentes. También carboximetil celulosa sódica y Alginatos

Indicaciones: Lesiones de cualquier etiología y úlceras de presión o vasculares en cualquier fase o estadío. Como desbridante autolítico. Favorece la granulación y epitelización de las heridas. Control de exudado (los que contienen alginatos) En versión líquida o en gránulos para relleno de úlceras cavitadas en cualquier estadío.

HIDROCOLOIDES

Composición o Base: Carboximetil celulosa sódica "CMC ", generalmente se añaden otras sustancias hidroactivas de condición absorbente y otras que le capacitan para adherirse. La cubierta es un poliuretano que puede ser permeable (semioclusivos) o no (oclusivos) al oxígeno.

Indicaciones: Úlceras de presión o vasculares en fases o estadíos I - II ó III sin signos de infección. También se usan como desbridantes autolíticos y en general para granulación y epitelización de heridas

Los extrafinos o trasparentes permiten el control visual de la cicatrización, para úlceras superficiales de cualquier etiología con exudado leve, como protección de zonas de riesgo de desarrollo de úlceras, sobre heridas quirúrgicas suturadas limpias o en dermoabrasiones.

APÓSITOS DE SILICONA

Composición: Cubierta de silicona y red de poliamida.

Indicaciones: Cualquier herida en fase de granulación. Ulceras dolorosas. Piel frágil, Fijación de injertos.

ALGINATOS

Composición o Base: Derivados de las algas naturales, son polisacáridos naturales formados de la asociación de los ácidos gulurónico y manurónico. La base es una fibra de alginato cálcico.

Indicaciones: Heridas y Úlceras de presión y vasculares muy exudativas e incluso infectadas. Capacidad desbridante.

APÓSITOS DE CARBÓN

Composición: Apósitos de carbón activado.

Indicaciones: Heridas muy exudativas, infectadas y malolientes

APÓSITOS DE PLATA

Composición: Apósitos con plata.

Indicaciones: Profilaxis y tratamiento de la infección en las heridas.

CADEXOMERO IODADO

Cadexómero iodado libera iodo de manera sostenida para el control y eliminación de microrganismos presentes en el lecho de la lesión.

Indicaciones: Para el tratamiento de heridas con esfacelo y/o tejido necrótico con signos de infección (la infección debe tratarse y controlarse en base al protocolo local de abordaje de la infección local).

APOSITOS DE COLAGENO

Composición: colágeno

Indicaciones: Estimulador del proceso de curación fisiológica. Adecuado para el tratamiento de todas las heridas que cicatrizan por segunda intención

APOSITOS IMPREGNADOS CON DACC (cloruro dialquilcarbamoilo)

Composición: DACC (cloruro dialquilcarbamoilo),

Indicaciones: Cuando la carga bacteriana deteriora o impide el proceso de cicatrización en heridas de cualquier etiología: • heridas crónicas (como úlceras venosas, arteriales, diabéticas o por presión) • dehiscencia de heridas postquirúrgicas • heridas traumáticas • tras la escisión de fístulas y abscesos • infecciones cutáneas micóticas

APÓSITOS DE MEMBRANA POLÍMERICA (AMP)

Composición: Plancha de espuma polimérica de diferentes tamaños, grosores, con/sin adhesivo, y con/sin plata. Normalmente contiene un surfactante limpiador que elimina la necesidad de limpiar la herida en los cambios de apósito.

De especial interés, son las planchas 20 x 61 cms para grandes superficies, el dedil (5 tamaños, con/sin plata) para traumatismos en los dedos y la mecha reforzada con plata para tunelizaciones profundas.

Indicaciones: Acelera la curación y reduce el dolor de todo tipo de heridas, desde piel de mariposa a quemaduras y úlceras por presión y abrasiones. • Favorece el desbridamiento autolítico. • Especialmente idóneo para heridas muy dolorosas o pacientes con extremada sensibilidad al dolor.